Tesis y Masters España

qué estudiar

Elige correctamente qué estudiar con estos consejos

Si has llegado a este artículo, asumimos que no tienes muy en claro qué carrera estudiar. Por eso, en este post te daremos a conocer una serie de consejos que te orientarán a tomar esta difícil decisión, esperamos que te sea de ayuda. Finalizadas las introducciones, es hora de comenzar.

¿Qué estudiar? Una pregunta de difícil respuesta

Para responder a la pregunta “¿qué estudiar?”, primeramente, debemos abordar otras cuestiones. Es necesario tomar consciencia de cómo esa decisión afectará tu futuro. Para determinar esto, es importante encontrar aquello que más te motive a aprender, y por supuesto, pensar de qué te gustaría trabajar. Pero vayamos despacio. No es una decisión que quieras tomar a la ligera.

El primer punto que vamos a explorar es la motivación. La pregunta que te haremos ahora será: ¿qué materia te gustaba en el bachillerato?, o bien, ¿qué área del conocimiento te gustaría explorar? Puedes encontrar las respuestas recordando en qué asignaturas te iba mejor, o cuáles esperabas con mayor deseo. 

Algo que ocurre a menudo es que tienes un profe muy chulo en una asignatura y hace que te guste su materia. Digamos, por ejemplo, que te ha gustado geografía porque al profe se le deba bien la enseñanza, y por ese motivo quieres seguir sus pasos. Aquí lo que te sugerimos es informarte bien sobre la carrera. Asegúrate que el contenido del plan de estudios te resulte interesante.




Hacemos esta aclaración porque muchos estudiantes comienzan una carrera porque les gustó la materia en el colegio. Pero cuando llegan a la universidad se encuentran con algo totalmente distinto a lo esperado. No se trata de que el profe te haya mentido, simplemente enseñan lo que corresponde a esa etapa educativa.

También puede ocurrir que quieras aprender algo distinto. Tal vez te gusten los dinosaurios, o hacer pelis, o cantar. Te recomendamos siempre tener presente aquello que te genere curiosidad, y te motive a conocer y desarrollarte. 

La motivación ha sido el primer factor que hemos tenido en cuenta en este desarrollo. Si no ha sido suficiente, te invitamos a continuar leyendo los demás consejos que tenemos para ofrecerte.

No sé qué me motiva ¿Qué puedo hacer?

qué estudiar

Esto es algo que ocurre mucho más seguido de lo que crees. Muchos jóvenes no se sienten estimulados por los conocimientos impartidos en el bachillerato. En este caso, si ningún área te motiva a aprender más, puedes hacer un listado con lo que NO desees estudiar. 

Aquí aplicaremos una lógica inversa, en vez de intentar tomar la decisión correcta, procuramos no tomar la incorrecta. Por lo tanto, la pregunta “¿qué no me gusta hacer?” es totalmente válida. 

Para responderla, te proponemos pensar que tipo de ciencia prefieres, si exactas o sociales. Aquí podrás decidir si te interesa más un campo donde el trabajo esté vinculado a fenómenos o a personas.  

En este sentido, muchos estudiantes prefieren una carrera en sociales por el hecho de no querer saber más nada de matemáticas. Esto puede ser útil a la hora de descartar las posibles carreras a estudiar. 

Otras formas de evaluar lo que te gusta

Puede ocurrir que no tengas predilección por uno u otro tipo de ciencia. Si esto es así, puedes considerar las asignaturas que disfrutaste en el colegio e investigar en que ramas del conocimiento aparecen. Otra forma de detectar qué estudiar es ver qué tipo de aplicación práctica tienen tus materias favoritas, incluida la docencia.

También puedes intentar determinar qué sabes hacer bien. Si no encuentras una respuesta por tu cuenta, puedes consultar con amigos, profesores, o incluso, tus padres. 

Hacer tests de orientación vocacional es otra excelente idea. Esta es una herramienta formidable para guiar tu decisión, ya que son eficientes para determinar tu afinidad con alguna carrera. Hasta puedes llegar a conocer alguna rama del conocimiento que no habías tenido en cuenta antes. O bien, confirmar lo que ya tenías en mente.

Ten siempre en cuenta que un test es una herramienta y no es la decisión en sí. Como tal, puede estar equivocado. Por lo tanto, te sugerimos meditar bien sobre los resultados que obtengas. Toma la decisión que te haga sentir mejor, que te dé confianza.

Tal vez te interese conocer qué puedes estudiar en las Universidades de España.

En este apartado sumamos el segundo punto a tener en cuenta para elegir qué estudiar: aquello que no quieres. Siguiendo con esta línea de análisis de la negativa, a continuación, veremos qué cosas NO debes hacer para elegir tu carrera.

Evita hacer esto cuando elijas qué estudiar

Aquí compartiremos contigo una serie de factores que debes evitar al momento de tomar la decisión. En los puntos anteriores vimos cómo la motivación oficia como una gran guía en esta etapa. De la misma manera funciona descartar lo que no quieres. Pero puede que aún no haya aparecido en tu vida esa área del conocimiento a la cual desees dedicarle tu tiempo.

Lo cual es totalmente comprensible. Con el avance de la tecnología están apareciendo nuevos campos del saber y puede que aún no te hayas encontrado con el tuyo. En este sentido, puede que sientas alguna urgencia por decidir, por eso, en este punto te daremos una serie de consejos para evitar que lo hagas mal.

Elegir una carrera “fácil”

Es común escuchar a jóvenes que desean seguir una carrera fácil para terminar pronto e ingresar al mundo laboral. La realidad es que eso no existe. La carrera universitaria se caracteriza por ser difícil, por requerir de mucho tiempo, esfuerzo, y por supuesto, dedicación. Además, debes tener en cuenta que seguir este camino es una inversión en tu futuro. Por eso, debes tomar esta decisión con el respeto que se merece.

Tampoco quieres tomártelo a la ligera y desperdiciar varios años de tu vida estudiando algo que no deseas ejercer, o peor aún, que termines odiando. Retomemos la metodología de hacer preguntas: ¿me gustaría dedicarme a esto en el futuro?, ¿quiero pasar años estudiando esta carrera? Estas respuestas deberían bastar para saber si es el camino correcto.

Estudiar en función de la salida laboral

Muchas personas aman la música, pero no se deciden a profesionalizarse porque no le ven salida laboral a la carrera. Podríamos dar el ejemplo inverso con abogacía, medicina, contabilidad, y también la docencia. Hay mucha gente trabajando en áreas que no les gustan. 

Elegir qué estudiar en función de la salida laboral que pueda tener la carrera es una pésima idea. Si un campo no te apasiona al principio, es difícil que lo haga cuando lleves diez años ejerciéndolo. Esto generará frustración y el deseo de dejarlo, tarde o temprano. Asegúrate de tener interés por el conocimiento. Encuentra aquello que te genere curiosidad dentro del área elegida. 

Otro punto importante es que, encontrar trabajo no depende de la carrera elegida, sino de la calidad profesional que ofrezcas. El mundo necesita más gente que ame lo que hace. Y una persona que ama su campo de estudio es capaz de conseguir trabajo, sin importar la carrera elegida.

Elegir una carrera para continuar con el legado familiar

 

qué estudiar

Otro motivo de elección de carreras universitarias es continuar con el mandato familiar. Lo cual está perfecto, si estás de acuerdo con eso. Continuar el legado que han dejado tus antepasados es algo noble, solo si quieres hacerlo. Pero debes saber, que, si hacerlo te genera incomodidad, puedes optar por otra carrera.

Sabemos lo difícil que es decirle que no al mandato familiar. Pero debes saber que peor es quedarse estancado en un trabajo que detestas. Tu vida te pertenece a ti, y lo que pretendas hacer con tu futuro también. Por eso, si quieres hacer caso a la tradición, que sea porque así lo deseas.

Elegir sin pensar 

Tomar esta decisión a la ligera es un error. Es posible que tengas mucha motivación por estudiar algo y te metas a algo sin pensártelo demasiado. Si tienes mucha suerte, todo irá bien. Pero es posible que al poco tiempo aparezcan las decepciones, propias de la falta de investigación.

La motivación es un factor muy importante para tomar esta decisión, pero debes sostenerla con información. No es un secreto que la motivación suele desaparecer, y cuando eso ocurra, es crucial tener en mente a dónde quieres llegar con la carrera. Infórmate bien para tener una perspectiva del futuro. Eso nos lleva al desarrollo del siguiente apartado.

Infórmate bien para decidir qué estudiar

Una vez que tengas definidos tus intereses en cuanto a las posibles carreras a estudiar, llega el momento de informarte lo más que puedas sobre ellas. Para obtener los datos que necesitas, una muy buena opción es consultar con expertos del área en cuestión. Ellos te sabrán decir a la perfección de qué se trata ese campo, y sus posibilidades de ejercer la profesión. También, puedes consultar por los puntos buenos y malos de elegir ese camino.

Asimismo, una fuente de información obligada en estos casos es la universidad. Allí podrás conseguir los planes de estudio que te interesen, y saber con exactitud a qué desafíos deberás enfrentarte en los próximos años. En efecto, si llegaste hasta este punto por una asignatura que te molaba, aquí podrás conocerla en su totalidad.

También, puedes buscar información sobre las carreras de tu interés en internet. Tanto en YouTube como en las redes sociales hay páginas especializadas en cada campo del conocimiento. O bien, puedes consultar que tipo de servicios ofrecen los profesionales de esa rama en la ciudad donde vives. Encuentra las competencias del área y sabrás a qué podrás dedicarte en el futuro. 

A continuación, veamos qué tan necesario es continuar estudiando luego del bachillerato.

¿Es realmente necesario ir a la universidad?

Es una pregunta engañosa. La sociedad actual, y la futura, tienden a la hiperespecialización. El conocimiento se expande enormemente dentro de pequeños nichos, sobre todo con el auge de los entornos digitales. Entonces, ir a la universidad es necesario, solo si quieres ser competitivo en el mercado laboral. 

Pero también puedes optar por tomar cursos e ingresar rápidamente al mundo del trabajo, donde también obtendrás experiencia y conocimiento. Es importante aclarar que la formación universitaria no se compara a un curso. De la misma manera, un título de grado es muy superior a un certificado. 

Sea cual sea el camino que elijas, la formación constante siempre te ofrecerá mayores perspectivas de crecimiento.

Si todavía no has decido qué estudiar, te haremos una serie de preguntas para intentar dar respuesta a tu inquietud.

Responde estas preguntas para decidir qué estudiar

qué estudiar

Algunas líneas atrás mencionamos que, para obtener la respuesta a qué estudiar, era prudente hacerse las preguntas correctas. En este apartado compartiremos contigo un pequeño cuestionario cuyo fin es orientarte en tu decisión.

  • ¿Qué me gusta?

Esta pregunta tiene que ver con lo que te motiva a aprender, y también se puede formular en su versión negativa. Intenta alcanzar una respuesta general, no necesariamente acotado a lo académico. Esto nos ofrecerá datos para segur indagando.

  • ¿Qué área del conocimiento me interesa?

Una vez hecho el listado de las cosas que te gustan, puedes comenzar a pensar sobre qué área del conocimiento te interesaría profundizar.

  • ¿Qué hago bien?

Saber que haces algo bien no quiere decir que debas aprender más sobre ello, sin embargo, no es una mala idea tenerlo en cuenta. Si lo que haces bien estaba en las listas anteriores, estás acercándote a una posible respuesta.

  • ¿De qué trabajan los profesionales del área que me interesa? 

Detectar si te gusta algún tipo de trabajo en específico te ayudará a tener una mirada puesta en el futuro. Esto puede significar una gran guía para tomar una decisión. Sobre todo, si sabes qué tipo de vida quieres tener.

Hemos llegado al final del artículo y esperamos que te haya servido para decidir qué estudiar. Si ya tomaste esa decisión, podemos continuar acompañándote en la universidad. Te contamos cómo a continuación.

Te acompañamos en tu trayectoria universitaria

En Tesis y Másters conocemos la vida académica a la perfección, y podemos decirte que no es nada fácil. Con el objetivo de acompañar a estudiantes en dificultades a terminar sus carreras, desarrollamos una serie de servicios profesionales.

Así, conformamos un enorme equipo multidisciplinario capaz de resolver problemas de todas las áreas de estudio existentes. ¿Cómo lo hacemos? Mediante asesorías, correcciones de trabajos, y la redacción de todo tipo de proyectos universitarios.

Si tienes problemas con una materia, puedes acudir a nosotros para ayudarte. Te garantizamos la máxima calidad profesional en cada uno de nuestros trabajos. Además, nuestros protocolos de confidencialidad protegerán tu identidad, y nadie sabrá que nos contrataste. 

A continuación, te contaremos cómo solicitar nuestra ayuda.

Pide tu presupuesto hecho a medida y de manera gratuita

Completa el formulario que ves debajo para que uno de nuestros asesores se comunique contigo. Asegúrate de darle toda la información sobre el proyecto que necesitas resolver, así podremos elaborar tu presupuesto personalizado.

Que la universidad no te lleve toda la vida, ¡contáctanos ahora y te ayudaremos a terminar cuanto antes!

Abrir chat
¿Necesitás ayuda?
Hola 🤗 , recuerda que si tienes problemas con la redacción de tus proyectos podemos ayudarte.